Translinguo Global

Si has llegado a este blog, quizás ya conozcas algunas de las teorías sobre la traducción más famosas. Estas teorías tienen una gran importancia, ya que orientan al traductor para transmitir la información de la mejor manera posible. Por ello, te hablamos a continuación en este blog acerca de la traducción semántica.

Métodos de traducción

Hay tantas traducciones buenas como traductores buenos. Esta frase tan escuchada entre traductores hace referencia a que no existe una fórmula mágica para que una traducción sea buena. 

Peter Newmark, teórico de la traducción, profesor y traductor inglés, propuso ocho métodos de traducción distintos en Manual de Traducción:

  • La traducción palabra por palabra
  • La traducción literal
  • La traducción fiel
  • La adaptación
  • La traducción libre
  • La traducción idiomática
  • La traducción semántica
  • La traducción comunicativa

 

Así pues, cada método de traducción se tiende a aplicar a un tipo concreto de texto. Por ejemplo, la traducción literal se suele utilizar más en los textos científicos y técnicos. Por su parte, la traducción libre es más típica de los textos literarios debido a su creatividad intrínseca.

Traducción semántica versus traducción comunicativa

El método de traducción ideal sería aquel que es preciso y que cumple con la economía del lenguaje. Por ende, de entre los ocho métodos o modelos de traducción mencionados ut supra, Newmark se decantó por dos: el semántico y el comunicativo. 

Este reputado traductólogo decidió profundizar más y analizó los conceptos de traducción comunicativa versus traducción semántica:

 

  • Traducción semántica: trata de reproducir el significado exacto del original, lo más cerca que le permitan las estructuras semánticas y sintácticas de la lengua meta. En este tipo de traducción se suele «traducir de más», o overtranslate, ya que tiene más en cuenta los detalles.

 

  • Traducción comunicativa: trata de producir en el receptor del texto meta un efecto lo más parecido posible al del texto original. En este tipo de traducción se tiende a «traducir de menos», o undertranslate, ya que es una traducción más sencilla.

De esta manera, la traducción semántica estaría dirigida a textos expresivos, mientras que la traducción comunicativa, a textos informativos y vocativos.

 

«Un traductor debe ser capaz de proporcionar una traducción semántica y comunicativa, y saber cuándo hay que hacerlo» Newmark, About Translation (1987).

La traducción semántica

Como ya hemos explicado, el término semántica hace referencia a aquellos aspectos del significado de las expresiones lingüísticas. Así pues, la traducción semántica es aquella traducción que se realiza teniendo en cuenta el significado contextual exacto. Una característica destacable de este método de traducción es que tiene más en cuenta el valor estético del texto meta. 



En definitiva, como has podido observar, existen numerosas clasificaciones, así como métodos de traducción. Lo que hace que una traducción sea de calidad es que esta reproduzca el mismo mensaje que el original. Aquí es donde entra en juego la importante labor del traductor, que debe saber aplicarlas de la mejor manera posible. Asimismo, el traductor debe encontrar el equilibrio entre estos métodos para ser lo más fiel posible al original.

 

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

Te informamos que tus datos serán tratados por TRANSLINGUO CREATIVE GROUP S.L. con la finalidad de dar respuesta de forma detallada a la petición de información. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad y suprimir los datos en privacy@translinguoglobal.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

×
×

Carrito

¿NECESITAS AYUDA?

× ¿Hablamos?