Translinguo Global

¿En qué consiste la posedición?

La postedición consiste en modificar, corregir, revisar un texto generado por un traductor automático para aumentar su calidad. Este proceso es necesario en el caso que se usen este tipo de traductores, pues estos suelen realizar traducciones erróneas debido a su poca capacidad de registro. Asimismo, un texto traducido sin ningún factor humano no se puede considerar una buena traducción. Y es que, una máquina por mucha inteligencia artificial que tenga es incapaz de mantener la esencia del texto origen.

Es importante diferenciar entre preedición y posedición. En el proceso de preedición el texto se modifica antes de traducirlo de manera automática. Sin embargo, en el proceso de posedición, el texto producido automáticamente se corrige y se revisa.

Es evidente que después de realizar una traducción automatizada, se debe hacer una corrección. Los poseditores son los encargados de este trabajo. Esto incluye leer, corregir y perfeccionar el texto traducido automáticamente. De esta forma, el poseditor se ocupa de la mejora de la calidad de la traducción final.

¿Cuáles son sus funciones?

Como hemos dicho anteriormente, se recurre a la posedición para crear una traducción impecable al haber realizado una traducción automática. De hecho, la posedición facilita el trabajo, ya que el traductor gana tiempo y rapidez. A su vez, también se reducen los gastos de traducción. No obstante, hay que tener en cuenta que no cualquier tipo de texto es apto para traducirlo de forma automática.

Actualmente, muchas empresas de traducción añaden a sus servicios de traducción el proceso de posedición. Y es que, aunque no lo parezca, la posedición es un tipo de especialidad. Al mismo tiempo, es una forma de ahorrar tanto tiempo como dinero.

Aspectos que debemos tener en cuenta en la posedición

Generalmente, los poseditores se encargan de revisar y corregir pequeños errores de las traducciones automatizadas durante el proceso de posedición. Por ello, se deben tener en cuenta varios aspectos.

Por un lado, se debe prestar atención a las terminologías. Si se utiliza la traducción automática, puede ocurrir que no identifique qué tipo de terminología especializada contiene el texto. En consecuencia, se debe comprobar y corregir la terminología mediante la posedición. De esta forma, tanto el texto como el vocabulario del mismo tendrá coherencia.

Por otro lado, se debe tener en cuenta el contexto. Como las traducciones que realizan los traductores automáticos suelen estar incompletas, hay muchos contextos que no suelen distinguir. Asimismo, hay muchos casos en los que traducen expresiones de manera errónea. Por ese motivo, la postedición es un proceso imprescindible. De esta manera, se pueden detectar errores y se puede transmitir la intención del texto original de forma adecuada.

Visita nuestros perfiles en FacebookInstagram y Linkedin

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

Te informamos que tus datos serán tratados por TRANSLINGUO CREATIVE GROUP S.L. con la finalidad de dar respuesta de forma detallada a la petición de información. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad y suprimir los datos en privacy@translinguoglobal.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

× ¿Hablamos?