Traducción jurídica vs. traducción jurada

Seguro que has oído hablar de los diferentes tipos de traducción que hay. Y es que en el ámbito de la traducción especializada podemos encontrar divisiones muy diferentes, entre las cuales están la traducción jurídica y la traducción jurada. Sin embargo, ¿hay diferencias entre estas dos ramas tan similares a primera vista? Hoy, traducción jurídica vs. traducción jurada.

En este artículo vamos a desambiguar estos dos conceptos que, sin duda, se encuentran relacionados, pero son distintos: la traducción jurídica y la traducción jurada. A pesar de que tienen algunas diferencias importantes, a menudo se confunde la una con la otra.

Traducción jurídica vs. traducción jurada: las diferencias

En el mundo globalizado de hoy en día, nos hemos dado cuenta de que cada vez más personas y empresas necesitan contratar servicios de traducción para diferentes tipos de documentos, pero no siempre están seguros de qué tipo de servicio de traducción necesitan. Esto tiene mucho sentido, hay muchos tipos. Es difícil juzgar cuál es el correcto si no se conocen las diferencias entre ellos. Esto nos puede llevar a solicitar el servicio erróneo.

En qué consiste la traducción jurídica

La traducción jurídica es una rama especializada de la traducción. Esto quiere decir que un traductor jurídico es alguien que tiene amplios conocimientos y mucha experiencia en la traducción de textos legales, administrativos y judiciales. En otras palabras, es un traductor que está cualificado para traducir con precisión estos textos, ya que posee un vasto vocabulario técnico relacionado con el campo.

Ejemplos de casos en los que necesitamos una traducción jurídica

Podemos necesitar una traducción jurídica para un uso personal o a la hora de traducir textos de cara a la Administración. Asimismo, para la expansión de nuestra empresa en el extranjero. Por ejemplo, se requiere una traducción de las diferentes políticas a las que nos adherimos y ahí entra en juego un traductor jurídico.

En qué consiste la traducción jurada

La traducción jurada es necesaria para traducir documentos oficiales, es decir, es aquella en la que el traductor actúa también como notario. En ella, se utiliza un sello y la firma del traductor, a modo de juramento, para acreditar que los documentos traducidos son equivalentes legales a sus originales.

Debido al carácter oficial, una traducción jurada tiene que seguir un cierto procedimiento especial. En primer lugar, debe enviarse al traductor jurado una copia impresa o escaneada del documento original. Una vez recibido, él traducirá el documento, para luego firmarlo y sellarlo. Por último, la traducción jurada se enviará por correo al cliente junto con el documento original.

Difiere según el lugar de residencia, pero para realizar una traducción jurada en España, por ejemplo, el traductor debe estar reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación y tener su sello y su firma registrados en el Ministerio.

Ejemplos de casos en los que necesitamos una traducción jurada

Necesitará una traducción jurada si desea presentar ciertos documentos, como escrituras, certificados (de nacimiento, defunción, matrimonio, divorcio y académicos), contratos, poderes, etc., en un país extranjero. Lo mismo se aplica si estos documentos vienen de un país extranjero y desea presentarlos aquí.

En definitiva, si desea que se traduzca un documento que tenga efectos legales, debe solicitar una traducción certificada o jurada. Sin embargo, por el contrario, si es para uso personal o no necesita ser presentado como un documento oficial, entonces puede solicitar una traducción jurídica.

Los traductores jurídicos son simplemente expertos en su campo, así como un traductor puede estar especializado en textos técnicos, científicos, financieros o de marketing. De esa manera, sabrás con seguridad que estás obteniendo la mayor calidad posible para cualquier tipo de traducción. ¿Aún dudas entre traducción jurídica vs. traducción jurada?

Fuentes consultadas:

Patricio, J. L. (2009). La traducción jurídica, judicial y jurada: vías de comunicación con las administraciones. Entreculturas: revista de traducción y comunicación intercultural, (1), 191-206.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar