Los 7 mejores artículos sobre traducción médica

La traducción médica es una modalidad de traducción tan necesaria como compleja. Por esta razón el traductor debe tener la formación adecuada y necesaria para realizarla. Forma parte de la traducción científica y técnica y en ella se incluye la traducción de varios tipos de documentos. Entre estos destacan registros clínicos, estudios, certificados, artículos médicos, informes, libros especializados, etc. Cada tipo de texto estará redactado con un estilo diferente, determinado por su función y su formato. El traductor médico debe conocer todas las características específicas de ellos para así garantizar un resultado final impecable.

¿Traducción médica o interpretación médica?

La traducción de textos científicos, al igual que otros tipos de traducción, siempre se ha confundido con la interpretación. Ahora que ya sabemos qué es la traducción médica, es importante no confundirla con la interpretación del mismo ámbito. En el proceso de traducción solo se trabaja con textos escritos, mientras que la interpretación es principalmente oral. Esta diferencia hace que el proceso también sea característico de cada disciplina.

Un traductor deberá utilizar diccionarios y realizar investigaciones para encontrar la terminología exacta que necesita. Sin embargo, un intérprete deberá confiar en su memoria y habilidades para llevar a cabo su tarea. De este modo, debe tener grandes habilidades para encontrar el término exacto sin usar ningún tipo de diccionario ni de glosario.

La complejidad de la terminología médica

Aunque son múltiples los tipos de textos médicos que existen, todos ellos comparten una jerga técnica común. La traducción de términos médicos requiere que el traductor tenga, además de la competencia de cualquier traductor profesional, un conocimiento especializado en medicina. Esto es necesario en las dos lenguas con las que se trabaja, ya que no solo es importante conocer la jerga del idioma de llegada, sino comprender perfectamente el texto original.

El conocimiento de toda la terminología es esencial dado que un error en alguna de estas traducciones puede desencadenar graves consecuencias. Así pues, los traductores profesionales en este sector son indispensables para que la comunicación sea efectiva.

La complejidad de esta terminología aumenta, dado el hecho de que en esta se incluye también la farmacéutica. El encargado de realizar una traducción farmacéutica, así como cualquier otra del ámbito de la medicina, estará en continuo aprendizaje. Esto es así dado que el lenguaje está en constante evolución y deberá estar continuamente enriqueciendo sus conocimientos lingüísticos y científicos.

El perfil del traductor médico

Los requisitos de acceso a la traducción médica no son homogéneos ni están determinados de manera uniforme. La entrada a este campo profesional no está regulada por ningún organismo ni exige ninguna titulación específica. Por lo tanto, y según estudios como el de Ana Muñoz sobre el perfil del traductor médico, lo más valorado en el ámbito es:

  • el grado de conocimiento;
  • una formación sólida;
  •  la experiencia.

Estos factores son en ocasiones medidos mediante pruebas o exámenes de traducción impuestos por los contratantes.

Complejidad más allá de la terminología

Tal y como nos indica Christian Balliu en su artículo El peligro de la terminología en la traducción médica, la precisión terminológica es una parte esencial. No obstante, la realidad es que la complejidad de la traducción médica va mucho más allá de la terminología. Este es el caso, por ejemplo, del uso de la ortotipografía en la traducción de un artículo científico.

Al traducir este tipo de artículos, se deberá tener en cuenta que el uso de los diferentes signos de puntación puede variar del idioma original al idioma meta. El punto, la coma, los dos puntos, la raya o el guion son solo algunos de los que cambian su función dependiendo del idioma en el que se utilicen.

En conclusión, la traducción médica es una especialidad de mucha complejidad para la que se necesitan traductores profesionales. Aunque es mucha la variedad de textos que se incluyen en este tipo de traducción, todos comparten características comunes. Este es el caso de la jerga característica de este ámbito, la cual está en continua evolución. Además, se deberán tener muy en cuenta otros aspectos como la ortotipografía, ya que un error puede conllevar importantes consecuencias. Así pues, el traductor científico médico estará siempre adquiriendo nuevos conocimientos, tanto lingüísticos como científicos.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×
×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar