Retos comunes de la traducción

La traducción requiere de un profundo conocimiento de gramática y cultura. Los traductores tienen que conocer las reglas de un lenguaje así como las costumbres de los hablantes. E incluso para los profesionales más experimentados, la confusión y la frustración son sensaciones familiares. Esto ocurre de forma muy común en las traducciones rápidas.

Algunos de los retos más comunes de la traducción son:

Estructura del lenguaje

Cada lengua se encuentra dentro de una estructura definida con sus propias reglas acordadas. La complejidad y singularidad de este marco se correlaciona directamente con la dificultad de la traducción.

Una simple oración en inglés tiene un sujeto, un verbo y un objeto directo, en ese orden. Por ejemplo, «ella come pizza». Pero no todo lenguaje comparte esta estructura. El farsi normalmente sigue una estructura de sujeto, luego objeto directo y por último el verbo. Y en árabe, los pronombres de los sujetos se convierten en parte del propio verbo.

Consecuentemente, los traductores normalmente tienen que añadir, quitar y reordenar palabras para comunicarse de manera efectiva en el idioma meta.

Refranes y expresiones

Las expresiones idiomáticas explican cosas mediante ejemplos singulares y figuras retóricas. Y lo más importante, el significado de esas peculiares oraciones no puede ser parecido por las definiciones literales de sus palabras.

Muchos lingüistas profesionales insisten en que los refranes son los aspectos más difíciles de traducir. Y sobre todo aquellos que realizan traducciones rápidas. De hecho, los refranes se citan rutinariamente como un problema que las herramientas de traducción automática nunca resolverán por completo.

Sería ideal que los editores intentaran evitar el número de expresiones idiomáticas encontradas en el contenido que esperan traducir. Pero si quisieran mantener oraciones potencialmente confusas, la familiaridad cultural debería ser prioridad a la hora de contratar un traductor.

Palabras compuestas en traducciones rápidas

Las palabras compuestas están formadas por la combinación de dos o más palabras. Sin embargo, el significado general de la palabra compuesta no refleja el significado de las palabras que la componen. Por lo general, es mejor referirnos a ellas en términos de tres grupos separados.

El primer grupo de palabras compuestas significa exactamente lo que dicen. «Aeropuerto», «paso de peatones» y «orilla del mar» son ejemplos familiares. El segundo grupo de palabras compuestas significan solo una parte de lo que dicen, al menos en un sentido literal. Aunque a un «ratón de biblioteca» le encanta adentrarse en una buena historia, estos ávidos lectores no se convierten de repente en especies invertebradas en el proceso.

El tercer grupo tiene significados que no tienen nada que ver con aquellos de las palabras individuales involucradas. Por ejemplo, en inglés deadline, «plazo», se refiere al tiempo que se tiene para recibir o entregar algo. No tiene nada que ver con dead, «muerto» o con line, «línea». Y una butterfly, «mariposa», tampoco es una mosca, fly, ni mantequilla, butter.

Omisiones de nombres

Una lengua puede no tener una combinación perfecta de una acción o de un objeto que exista en otra lengua. En inglés americano, por ejemplo, algunos propietarios de viviendas tienen lo que describen como «habitación de invitados». Es simplemente un lugar donde sus huéspedes invitados pueden pasar la noche.

El concepto también es común en otras lenguas, pero normalmente se expresa de manera distinta. Los griegos lo describen con una sola palabra, ksnona. Sin embargo, sus vecinos italianos utilizan una oración de tres palabras camera per gliospiti.

Verbos de dos palabras

A veces, un verbo y una preposición adquieren un significado específico cuando se usan juntos. Los verbos de dos palabras son comunes en el inglés informal. Look up, «buscar», close up, «cerrar», fill out, «llenar», shut up, «callar», bring up, «educar», break down, «descomponerse», y break in, «interrumpir». Estos son ejemplos del día a día. En muchos casos, no es necesario ni apropiado traducir la preposición por separado.

Significados múltiples

La misma palabra puede significar diferentes cosas dependiendo donde se coloque y como se use en una oración. Este fenómeno normalmente sigue uno de los dos patrones.

Hay homónimos (como por ejemplo Scale the fish before weighing it on the scale). Scale suena igual pero tienen significados diferentes. En el primer caso es «escamar el pescado» y en el segundo caso es «pesarlo». Y por otra parte hay heterónimos, como por ejemplo I drowe down the windy road on a windy day. Estos parecen iguales pero se definen y se pronuncian de manera diferente. «Recorrí la larga carretera en un día de viento».

Sarcasmo

El sarcasmo es un estilo de expresión agudo, amargo o cortante que generalmente significa lo opuesto a su expresión literal. En las traducciones rápidas es una ardua cuestión. El sarcasmo normalmente pierde su significado cuando se traduce de manera literal y puede causar mal entendimientos desafortunados. Sería ideal que el editor eliminara el sarcasmo del texto original antes de la traducción. No obstante, en casos donde el estilo es fundamental para los requisitos de contenido, el editor debe subrayar explícitamente los pasajes sarcásticos. De esta manera, los traductores tendrán la oportunidad de evitar los mal entendimientos literales. Además, podrán proponer un refrán local que podría funcionar mejor en la lengua de llegada.

Deja un comentario

×

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar