¿A cuántos idiomas debería realizarse la traducción de páginas web?

Has acabado en esta página porque has decidido traducir la web de tu empresaAntes de atacar la cuestión de si se debería simplemente realizar la traducción de páginas web o también su localización, queremos darte la enhorabuena. Las estadísticas señalan que uno de cada cuatro internautas son nativos en inglés; ya has dado el primer paso abriéndote al mundo para internacionalizar tus servicios.

Existen muchas razones por las que puedes querer realizar la traducción de páginas web, pero ahora es momento de tomar decisiones. La primera es elegir qué idiomas son más importantes para ti. Analicemos diferentes formas de ayudarte: cuántas traducciones necesitas y qué idiomas deberías usar para distribuir el contenido de tu web

  1. ¿A cuántos idiomas debería realizarse la traducción de páginas web?

Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta antes de comenzar un proyecto de localización de una página web es cuántos idiomas vas a manejar. Lógicamente, cuantos más idiomas, mayores serán los costes. Pero no todos los idiomas cuestan lo mismo. Traducir a unos idiomas es más caro que traducir a otros. 

De hecho, elegir ciertos idiomas añadirá ciertos requisitos a tu proyecto. Por ejemplo, el árabe y el hebreo se leen de derecha a izquierda, algo que ha sido más fácil de controlar gracias a HTML5. También tendrás que cambiar el diseño de la mayoría de las páginas y el lado en el que aparecen las imágenes y los gráficos.

Por todo esto, ofrecer varios idiomas en una misma página supone tener muy en cuenta un presupuesto. No hay un número mágico de traducciones que pueda garantizarte una buena estrategia, pero sí deberías tener otros números en mente. Por ejemplo, es recomendable analizar qué países visitan tu página web. 

Saber de dónde proceden tus visitantes y si hablan un idioma distinto debería hacer que te plantees ofrecer traducciones de tu contenido. Aunque claro, no tener visitas de países como Indonesia, Japón o China puede deberse a la falta de traductores indonesios, japoneses o chinos.

La globalización web señala las siguientes tendencias:

 

  • Las marcas globales más destacadas han aumentado el número de idiomas en el que ofrecen sus contenidos de 12 a 30. Todo esto en la última década, de 2005 a 2015, de acuerdo con el Informe de Localización Web 2015.
  • En 2013 y 2014, un estudio realizado por la empresa de consultoría Common Sense Advisory hablaba sobre el aumento de los idiomas minoritarios. Hablaba de cómo es posible que las oportunidades surjan en estos idiomas en lugar de en los más populares como la gente suele pensar. 16 parece ser el número mágico de idiomas para que una web sea atractiva internacionalmente.
  • Sin embargo, el 85% de la población en internet habla 10 idiomas, por lo que este número puede tomarse también como base.

Sin embargo, no deben tomarse conclusiones precipitadas. Antes de decidir un número concreto de idiomas, te recomendamos investigar un poco sobre marketing. ¿Por qué? Para saber si te merece la pena traducir a ciertos idiomas. A partir de ahí, comprueba tu presupuesto. Comenzar con 3, 4 o 5 idiomas puede ser un buen punto de partida.

  1. ¿A qué idiomas deberías hacer la traducción de páginas web?

Hay muchas razones para elegir el inglés como la primera opción a la que traducir tu web, si es que no está en este idioma. Sin embargo, sólo el inglés no es suficiente. Muchas empresas estadounidenses se han percatado del potencial de utilizar la traducción de documentos y la localización de páginas web. 

Lógicamente, si tu empresa está enfocada hacia el público egipcio o emiratí, la traducción de páginas web debería estar enfocada al árabe. También tendría sentido contratar un traductor indonesio; en 2015 tenía 93,4 millones de personas con acceso a internet y que prevé llegar a los 123 millones en 2018. Indonesia es uno de los mercados online más grandes del mundo.

Así que si piensas que traducir tu web al francés, español, alemán e italiano será suficiente, piénsatelo otra vez. Quizá tenga más sentido prescindir de uno o dos de esos idiomas y añadir en su lugar  una traducción al chino o al japonés.

 

 

¿De dónde provienen los internautas?

La página Internet Live Stats aporta una clara perspectiva en directo sobre de dónde proceden los internautas, pero si quieres tener una idea clara de ello, mira la siguiente tabla.

En 2014, los 20 países con el mayor número de internautas fueron:

Casi la mitad de los internautas proceden de Asia, casi el 22% de América (norte y sur). Europa representa el 19%, África el 9,8% y Oceanía está cerca del 1%. Esto sucede ahora, que la población online mundial ha llegado a los 3 billones. Por lo tanto, traducir a idiomas asiáticos parece una buena primera opción para internacionalizar tu página web. Ahora vamos a mirar los datos del Banco Mundial sobre el Producto Interior Bruto. El PIB se asocia a la compra de poder, aunque no en términos relativos.

Hemos añadido dos posiciones más para incluir dos países muy diferentes entre sí (Suecia y Nigeria). Ambas tienen un PIB similar en términos globales, pero con un nivel económico muy diferente.

Lecciones aprendidas de las estadísticas para elegir en qué idiomas hacer la traducción de páginas web:

  • Hay 2,3 internautas chinos por cada internauta americano con poder adquisitivo similar. Por ello, el chino debería ser un requisito indispensable para todos aquellos mercados internacionales que no quieran ignorar un mercado tan grande.
  • Hay 6 economías angloparlantes (EEUU, Reino Unido, India, Canadá, Australia y Nigeria) entre las 22 primeras economías mundiales.
  • Los internautas estadounidenses e indios suman casi el número de internautas de China.
  • La población internauta de Brasil es casi la misma que la de Japón. Aún así, su poder adquisitivo es de la mitad.
  • Solo hay dos países hispanoparlantes entre las 20 primeras economías mundiales (México y España). Pero, el español es hablado por cerca de 500 millones de personas. Por ello, muchos países latinoamericanos se encuentran entre las posiciones 22 y 35.
  • El francés se habla en tres países con alto poder adquisitivo (Francia, Canadá y Suiza)

 

 

¿Qué elegir?

Tras estos datos, tu elección dependerá bastante de tu público. La mayoría de economías y países son monolingües o tienen un idioma dominante. Sería lógico traducir al alemán, al ruso y al indonesio si dichos mercados encajan en tu estrategia. 

El árabe se habla en Egipto, un país con muchos más internautas que Italia, Turquía o Canadá. Sin embargo, el primer país de habla árabe en la economía mundial es Arabia Saudí. Por lo tanto, la traducción de páginas web al árabe solo tendría sentido como estrategia a medio o largo plazo.

Nuestro consejo para la estrategia global de tu web tenga éxito es centrarse en diferentes mercados; el inglés, chino, brasileño, portugués, japonés, español y francés y, dependiendo del presupuesto, en otros idiomas nacionales.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar