Translinguo Global

Todos los que hemos estudiado o hemos dedicado nuestras vidas al mundo de la traducción hemos escuchado alguna vez, por parte de nuestros familiares y amigos más cercanos, las típicas frases como: «Pero eso que haces lo puede hacer el traductor de Google también, ¿no?». «Yo también sé unos cuantos idiomas ¿también puedo ser traductor?», sin olvidarnos del clásico «¿Me puedes traducir esto? Que tú sabrás traducir de todo». Esto no es más que una de las tantas pruebas que demuestran lo infravalorada que está la profesión de traductor en muchos países.

En el mercado laboral esta subestimación hacia traductores profesionales es mucho más notoria provocando que muchos jóvenes descarten esta profesión o no lo ejerzan después de estudiarlo

Por muy cómico que esto pueda resultar, la realidad en el mundo laboral es mucho más dura de lo que parece. Gran parte de los empresarios que trabajan en diferentes sectores, que no tienen nada que ver con la traducción, prefieren emplear traductores automáticos para llevar a cabo la labor de una forma mucho más barata. Otros, por el contrario, prefieren contratar a personas que tienen conocimientos mínimos en un idioma o emplean gente de su propia plantilla. Sin embargo, no prefieren a traductores profesionales y formados académicamente porque consideran que es lo mismo y no valoran el conocimiento y los años de formación que tiene a sus espaldas un traductor profesional.

Estos traductores «intrusos» son la principal razón, entre otras, de que tantas personas consideren el grado de Traducción e Interpretación como algo innecesario y prescindible. Asimismo, se considera que muchos jóvenes no están motivados a estudiarlo. Por otro lado, los que sí lo llegamos a estudiar se nos recomienda especializarnos siempre con la idea de que, si no lo hacemos, no encontraremos un trabajo estable o un sueldo digno.

Aunque no lo parezca, la traducción también trae consigo beneficios que pueden motivar a la gente a plantearse la traducción como una nueva oportunidad

No todo tenía que ser malo. El mundillo de la traducción también tiene sus ventajas. La principal es que te permite viajar a multitud de lugares y conocer nuevas culturas lo cual, no solo te permite abrir la mente a nuevas posibilidades, sino que además te ofrece una multitud de oportunidades en el mundo laboral. No en todos los países está tan infravalorada la labor del traductor profesional. Este es el caso de Canadá, Noruega y Suiza, llegando a ser el sueldo en este último de 65 000 francos suizos, lo que equivale a unos 60 000 euros al año. Además, está muy valorada la labor de la traducción en la Unión Europea donde el salario oscila entre los 4 000 y los 17 000 euros mensuales según varias fuentes. Por último, también está muy reconocida dicha profesión en organizaciones internacionales como las Naciones Unidas. En dicha organización un traductor promedio puede llegar a conseguir de 6 000 a 8 000 euros al mes.

Todo esto nos demuestra que, aunque se subestime la profesión de traductor de forma general, en muchos países, instituciones y especialidades se da completamente el caso contrario.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

Te informamos que tus datos serán tratados por TRANSLINGUO CREATIVE GROUP S.L. con la finalidad de dar respuesta de forma detallada a la petición de información. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad y suprimir los datos en privacy@translinguoglobal.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
× ¿Hablamos?