Traducción vs. interpretación: las cinco diferencias principales

Para prosperar, tu negocio global necesita comunicarse con el público internacional. Para ello, es aconsejable que sea en su lengua materna y tan impecablemente como lo haría una empresa local. Esto puede involucrar la interpretación o la traducción de tu contenido, o ambas cosas. Aunque se trate de dos campos lingüísticos muy relacionados, estos procesos, en ocasiones, se mencionan indistintivamente. Sin embargo, cada uno tiene un papel diferente en ciertas situaciones. ¿Cómo puedes saber cuál es el mejor? Vamos a ver un traducción vs. interpretación para ver cuál es el mejor.

El medio: traducción vs. interpretación

A primera vista, traducción vs. interpretación nos muestra una gran diferencia: el medio a través del cual se producen. Los intérpretes traducen oralmente el lenguaje hablado, mientras que los traductores traducen el lenguaje escrito. Las dos profesiones también presentan similitudes. Tales como una profunda comprensión cultural y lingüística, conocimientos especializados sobre el tema, y la habilidad de comunicarse con claridad. No obstante, reconocer cuáles son las diferencias entre ellos nos será más útil para elegir entre ambos.

Interpretación

A pesar de lo que comúnmente se cree, la interpretación no consiste en una traducción palabra por palabra de un mensaje oral. Si esto fuera así, el resultado carecería de sentido para el público destinatario. Las oraciones que pertenecen a un idioma suelen estructurarse de una manera totalmente diferente en otro idioma.

¿Cómo trabajan los intérpretes?

La clave está en parafrasear. Los intérpretes necesitan trasladar el idioma de origen (el idioma del que traducimos) dentro de un contexto. Deben hacerlo conservando el significado original pero reformulando frases hechas, coloquialismos y otros referentes culturales específicos. Todo de una manera en la que el público destinatario pueda entender.

Se puede reclamar a intérpretes incluso para actuar como mediadores diplomáticos en ciertos contextos y, frecuentemente, se necesitan buenos oradores. No solo eso, sino que tienen que transmitir el mensaje de manera instantánea. Ya sea al unísono (simultánea) o inmediatamente después (consecutiva) del discurso original. Todo ello sin la ayuda de guiones, diccionarios u otros materiales de referencia. Los únicos recursos del intérprete son la experiencia, tener buena memoria y buenos reflejos.

Podemos encontrar a intérpretes en proyectos de traducción simultánea, tales como:

  • congresos y reuniones,

  • consultas médicas,

  • procedimientos judiciales,

  • grabaciones televisivas en directo;

  • lengua de signos.

Traducción

Mientras que los intérpretes poseen un dominio fundamentalmente de la comunicación oral, los traductores necesitan unas excelentes habilidades de escritura. A menudo son especialistas en campos concretos y perfeccionistas por naturaleza. Tienen que adherirse al estilo y el carácter del contenido de origen, así como lograr precisión general y gramatical.

Los traductores trabajan con cualquier tipo de información escrita:

  • páginas web,

  • formato impreso,

  • subtítulos de vídeos,

  • software;

  • soportes multimedia.

¿Cómo trabajan los traductores?

Quizá la mayor diferencia entre intérpretes y traductores sea la tecnología. La mayoría de los traductores utilizan herramientas de traducción asistida en su trabajo. El proceso consiste en:

  • Conversión de un tipo de archivo de origen a otro con el que sea fácil trabajar (normalmente .rtf).

  • Habilitar una memoria de traducción (MT) en el texto para que se traduzca automáticamente aquello que la herramienta haya traducido antes.

  • Acudir a glosarios y guías de estilo mientras se traduce. Con esto, asegurará la calidad.

  • Finalmente, la traducción pasa a otro lingüista para revisarla y corregirla.

  • El documento final vuelve a su formato original para asegurar la mayor equivalencia posible.

¿Qué servicio necesito?

Como vemos, las diferencias entre traductor e intérprete son bastante grandes. Para resumir, aquí tenemos las cuatro diferencias principales —traducción vs. interpretación—que pueden tenerse en cuenta. Especialmente, a la hora de decidir qué servicio es el que mejor se adecua a un proyecto:

Entrega

Una diferencia fundamental traducción vs. interpretación reside en el momento de realización. La interpretación tiene lugar en el acto: presencialmente, por teléfono o por vídeo.

La traducción, por otro lado, puede darse mucho después de la creación del texto de origen. Esto proporciona a los traductores tiempo para utilizar tecnologías y materiales de referencia. Así producirán traducciones precisas y de alta calidad.

Precisión

La interpretación requiere bastante menos nivel de precisión para traducir. Los intérpretes buscan la perfección. Sin embargo, es complicado alcanzarla en directo; parte del discurso original puede no llegar al idioma de destino, por ejemplo.

De esta manera, el tiempo está del lado del traductor cuando se trata de revisar y editar para llegar a la precisión.

Dirección

Los intérpretes deben tener fluidez en el idioma de origen y de destino. Ambos son necesarios para traducir en ambas direcciones instantáneamente sin contar con la ayuda de materiales de referencia. Los traductores profesionales normalmente trabajan en una única dirección: la suya propia. Solo necesitan traducir contenido de otra lengua a su lengua materna. Por lo tanto, no necesitan tener fluidez en el idioma de origen.

Intangibles

Un reto común consiste en la creación de metáforas, analogías y frases hechas que tengan impacto en el público destinatario. Y, por si fuera poco, los intérpretes deben capturar el tono, inflexiones, calidad de la voz. Así como otros elementos únicos de la palabra hablada y transmitir estas señales verbales a la audiencia.

Ahora ya sabes cuál es las diferencias de traducción vs. interpretación. Estás listo para estudiar más detenidamente cada uno de ellos con respecto a requisitos más específicos de traducción. ¿Necesitas traducir contenido altamente técnico, por ejemplo, o sobre un tema especializado? Los intérpretes y los traductores comparten, por lo general, las mismas aptitudes respectivamente. Por lo tanto, un proveedor de servicios lingüísticos puede trasladar tus necesidades a los profesionales más idóneos.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×
×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar