Brexit y traducción: servicio de traducción de la Unión Europea y los PSL

Gran Bretaña votó a favor de abandonar la UE a través de un referéndum el 23 de junio de 2016. El 29 de marzo de 2017, Theresa May, la primera ministra, activó el artículo 50 de la Unión Europea. Esto condujo a lo que se conoce mundialmente como «Brexit». El llamado «Tratado de Lisboa» establece que un miembro de la UE puede salir de la Unión. Sin embargo, sólo se hará efectiva esta salida dos años después de haberse notificado a la organización. Por lo tanto, el 29 de marzo de 2019 (o finales de abril como máximo), Gran Bretaña estará fuera de la UE. La industria de la traducción, entre otras, no sabe muy bien qué futuro le aguarda tras la salida de Gran Bretaña. Puesto que la mayor parte de las oportunidades de traducción provienen del mercado mundial, tienen razones para preocuparse. ¿Cómo afectará esto al servicio de traducción de la Unión Europea?

¿Cómo puede la industria de la traducción prepararse para el Brexit?

Muchos expertos de la industria tienen su propio punto de vista. En especial, con respecto a qué debería hacerse para amortiguar el impacto de las posibles pérdidas de ingresos. Algunos sostienen que, especialmente en Reino Unido y en Estados Unidos, la industria de la traducción se mantendrá igual.

Sin embargo, otros creen que el país explorará otras opciones comerciales con miembros que no formen parte de la UE. Esto significaría un aumento de trabajo para la industria de la traducción.

Es difícil predecir qué impacto tendrá el Brexit en la industria de la traducción. Seguramente también afectará al servicio de traducción de la Unión Europea. Aun así, muchos siguen siendo positivos y proporcionan análisis realistas de la situación actual y futura.

El servicio de traducción de la Unión Europea y los PSL

Los proveedores de servicios lingüísticos (PSL) puede que todavía contemplen un aumento del trabajo en la traducción. Especialmente durante el período intermedio antes de que Gran Bretaña salga de la UE.

En sí, «Brexit» significa que miles de documentos requerirán traducción, incluyendo tratados, convenios, comentarios y leyes. Esto supondrá también una gran cantidad de trabajo para el servicio de traducción de la Unión Europea.

Se prevé que los textos de carácter económico y legal sean los más solicitados. Esto se debe a que Gran Bretaña y la UE necesitarán establecer nuevas reglas de funcionamiento y cooperación.

Los problemas relativos a la salida de un estado miembro han de ser regulados. Además, muchos de ellos podrían surgir durante el proceso de salida de Gran Bretaña.

Estado de la lengua inglesa en el servicio de traducción de la Unión Europea

Una cuestión aún pendiente es si el inglés se mantendrá como uno de los idiomas oficiales de la UE. Así como de qué manera afectará al servicio de traducción de la Unión Europea.

Cada estado miembro de la UE tiene derecho a elegir en qué lengua se traducirán los documentos para su país. El inglés es una lengua oficial en muchos países miembros de la UE. El inglés es la lengua nacional en Reino Unido. Por lo tanto, el país eligió dicha lengua como el idioma oficial para los documentos que se les entregaría. Pero fue el único país que así lo decidió. Por ejemplo, Malta eligió el maltés e Irlanda el irlandés. Ambos países tienen el inglés como una de sus lenguas oficiales.

Si el inglés no se mantiene como lengua oficial en la Unión, muchos organismos no necesitarán documentos traducidos al inglés.

El Brexit en términos económicos

Muchos piensan que los efectos del Brexit tardarán varios años en notarse. Reino Unido espera mantener sus acuerdos comerciales con los países de la UE. Por otra parte, también quiere explorar otras relaciones comerciales con países de fuera.

Si esto ocurre, habrá más trabajo tanto para traductores como para intérpretes de otras lenguas. Si lo que el Reino Unido espera no se materializa, los costes de traducción (especialmente en Reino Unido) puede elevarse.

El Brexit también podría afectar a la entrada de inmigrantes económicos en Reino Unido. Si el país introduce nuevos procedimientos, ¡los traductores certificados se llenarán las manos!

Por otro lado, también aumentaría la demanda de traducción de todos los certificados y documentos necesarios para los inmigrantes. Lo cual es necesario para que puedan permanecer en el país y obtengan el permiso de trabajo.

El posible ascenso del francés en el servicio de traducción de la Unión Europea

Algunos analistas piensan que si el inglés dejara de ser lengua oficial en la UE, podría dar predominio a otros idiomas.

Quizás el francés adquiera importancia y el Brexit resulte favorable para Francia. El Gobierno francés podría aprovechar este hecho para que la lengua francesa se abra paso. Sería muy importante para Bruselas, una de las mayores economías de la UE. El país también podría conseguir que el francés se utilizase más en la sección administrativa de la Unión Europea.

De hecho, Francia está pensando en exigir a los británicos que viven en el país un nivel mínimo de francés. La comunidad británica de expatriados en Francia es ya extensa y está bien establecida. Por lo tanto, esta petición de ser competentes en francés afectaría al aprendizaje de idiomas en el país.

El posible ascenso de otras lenguas en el servicio de traducción de la Unión Europea

El inglés todavía está muy extendido en Europa. No obstante, puede que el Brexit no obligue a más personas a usar o aprender la lengua. Primero, el Brexit aboliría automáticamente el derecho de los ciudadanos de la UE a vivir y trabajar en Reino Unido. De esta manera, no podrían aprender la lengua. Además, los productos de Reino Unido serían más caros, lo que podría suponer un obstáculo en el aprendizaje de inglés.

Asimismo, eliminaría por completo la ya vaga motivación de los británicos por aprender otros idiomas. Por otra parte, podría llevar a una consideración de las lenguas asiáticas ya que el Reino Unido buscaría nuevos mercados. Esto también podría suponer más trabajo para la industria de la traducción.

Prepararse para el Brexit y sobrevivir a él

El comercio internacional es una de las muchas fuentes que precisan ayuda de la industria de la traducción. Esto es así a pesar de que el Brexit presente efectos positivos y negativos para esta.

Muchos consideran que podría haber problemas en un futuro cercano. Por otra parte, también existen muchas oportunidades para dicha industria. Aunque el valor de la libra disminuyó en el mercado internacional, constituye un incentivo para que los emprendedores reactiven la economía. Se prevé que se lleven a cabo las inversiones internas y la capacitación del personal. Además, supondrá un cambio de visión para el servicio de traducción de la Unión Europea

Un trabajo distinto para la traducción

Reino Unido ha formado parte de la UE desde el 1 de enero de 1973. Durante los 45 años en los que ha sido miembro de la UE, las leyes del país han estado entrelazadas. Como consecuencia, se cree que las revisiones supondrán más trabajo para los servicios legales, incluyendo la traducción jurídica. Lo que seguramente suponga un aumento de trabajo para el servicio de traducción de la Unión Europea.

Comercializar con países que no pertenecen a la Unión Europea proporcionaría un trabajo distinto a la industria de la traducción. Esto significa que la industria debe empezar a estudiar las tendencias económicas. Así como las diferentes culturas de los países no miembros de la UE. Por otra parte, Reino Unido podría sufrir una recesión a causa del Brexit. De igual manera, esto podría afectar también a otros países europeos.

La traducción en Reino Unido y el Brexit

Otros expertos de la traducción creen que, a pesar del Brexit, el inglés y la industria de la traducción se mantendrán fuertes. Lo que prevén es una ralentización de la economía de Reino Unido. Muchas empresas multinacionales podrían abandonar Reino Unido, lo que afectaría al negocio de la traducción dentro del país.

Una libra esterlina débil haría que las tarifas de traducción fuesen más bajas en Reino Unido. Los traductores de Reino Unido tendrían que aceptar estas tarifas debido a su ubicación. Esto supondría una desventaja para los PSL que utilicen los servicios de traductores que cobran en euros o en dólares. Esto se debería a que estarían perdiendo dinero ya que el tipo de cambio sería mayor.

Opciones para las empresas de traducción

Una opción para las empresas de traducción en Reino Unido es que busquen negocios fuera del país. También podrían buscar clientes que se dirijan a nuevos mercados fuera de la UE, cuyas tarifas no estén en libras. Esto también podría suponer una oportunidad para establecer sucursales fuera de Reino Unido. Especialmente en la eurozona ya que es donde existe una mayor necesidad de traductores cualificados y experimentados. 

Otros ven el Brexit como la oportunidad para que las empresas de traducción emprendedoras busquen otras vías para mantener el negocio. Deberían ser más flexibles, evaluar las oportunidades y los riesgos de forma activa y seguir siendo creativos.

Impacto general del Brexit

En general, los negocios y la economía en Reino Unido se verán más afectados cuando el país abandone la UE. A pesar de que la traducción al inglés desde otras lenguas se vería afectada no hay nada definitivo por ahora. Y eso que el idioma está perdiendo fuerza en la UE. No obstante, puede que no se vea afectada la demanda de traducción de textos de inglés a otras lenguas de la UE. El servicio de traducción de la Unión Europea se verá afectado de una manera distinta.

La traducción de otras lenguas a inglés sería la más afectada debido a la salida de Reino Unido. Esta es una pérdida mayor porque constituye la mayor parte de los proyectos de traducción. La Unión Europea invierte alrededor de 300 millones de euros en traducciones cada año. Lo que constituye la razón principal por la que muchas empresas de traducción de Reino Unido están preocupadas.

Se prevé que la traducción se mantenga fuerte

Todavía pueden pasar muchas cosas hasta que Reino Unido abandone de manera definitiva la Unión Europea. Es un hecho que surgirán riesgos que amenazarían la industria de la traducción. Esto significaría una disminución de los proyectos de traducción solicitados por clientes que traten con Reino Unido.

Sin embargo, hay otras muchas oportunidades para la industria de la traducción. La industria de la traducción siempre ha sido fuerte. Incluso ha seguido siendo rentable cuando la economía era baja (como se muestra en su larga historia). También es flexible y versátil. Por consiguiente, se prevé que, una vez más, siga las nuevas reglas y se adapte a la situación perfectamente.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar