12 refranes españoles graciosos: traducción inglés-español

Refranes españoles graciosos  y sus traducciones al inglés

Hoy te traemos las traducciones más divertidas para estas expresiones. Seguro que has utilizado estos refranes españoles graciosos.
Aprende estos refranes españoles graciosos y demuestra que los sabes usar.

1. Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Traducción literal en inglés: Even if the female monkey dresses in silk, she will remain a female monkey.
Equivalente en inglés: You can’t put lipstick on a pig.

Personalmente yo no me imagino a mona vestida de seda. En realidad, no me imagino a cualquier mono vestido. Los monos son monos, y tú eres tú. ¡Debes aceptarte a ti mismo tal y como eres!

También hay que asumir que la palabra ‘aunque’ denota subjuntivo cuando lo que dices aún no ha pasado, así que más vale que estés al loro con este refrán si no quieres que nadie se sienta insultado.

Por si no lo sabías, la palabra ‘mona’ puede significar varias cosas, y ’borrachera’ es una de ellas. Dependiendo de cómo construyas la frase, puedes decir que «la mona está durmiendo» o que «alguien está durmiendo la mona» (sleeping it off). ¡Ay, las joyitas del español!

 

2. A pan de quince días, hambre de tres semanas.

Traducción literal en inglés: To a 15-day bread, a 3-week hunger.
Equivalente en inglés:  Beggars can’t be choosers.

En España nos encanta exagerar. No es de extrañar que la gente tenga miles de cosas por hacer. De ahí, supongo, el típico «mañana, mañana»  (Tomorrow, tomorrow) con el que insiste todo el mundo en etiquetarnos.

De cualquier forma, el humor y la exageración muchas veces vienen juntos de la mano en nuestra rutina diaria, y este refrán es un gran ejemplo de ello. Cuando tienes hambre, ningún pan de 15 días va a ser lo suficientemente duro para que lo mastiques.

Este refrán también es un recordatorio de que en español nos gusta más tener sentimientos que «serlos», al contrario que en inglés. Por eso decimos: «I’m hungry»  (Tengo hambre)  en lugar de «I have hunger» o «I’m thirsty» en lugar de «I have thirst«, «‘I’m afraid» (estoy asustado),  «I’m sleepy» en lugar de «I have dream«, etc.

Por supuesto, es correcto decir “estar hambriento”, “sediento”, “asustado”, pero ¿por qué complicar las cosas?

 3. Papar moscas.

Traducción literal en inglés: To eat/gulp down flies.
Equivalente en inglés: To daydream.

Cada vez que escucho o digo esta frase, no puedo evitar imaginarme a Homer Simpson soñando con un delicioso donut. ¡La imagen de Homer mirando al techo, con la boca abierta y la saliva colgando, es graciosísima! Una persona que sueña despierta a veces puede parecerse a Homer, con la boca abierta y sus pensamientos lejos de donde en realidad están.

Y ése es el momento en el que las moscas, como creemos con firmeza en español, se aprovechan de la situación y vuelan directamente bajando por tu garganta. Te despiertas de tu sueño. ¡Puf! Vuelves a la realidad. ¡En realidad, las moscas salvan vidas!

Bromas aparte, hay un par de cosas que puedes aprender de este refrán. Primero, no necesitas utilizar ningún artículo (definido o indefinido) cuando comes. Por ejemplo, comer carne, mascar chicle, papar moscas. Segundo, no solo puedes comer en español, también puedes:

  • papar (gulp down/swallow) cuando la comida es blanda y no necesita masticarse, como una papilla o potito para bebés.
  • mascar (chew)
  • devorar (devour)
  • tragar (swallow)

¡Es hora de mejorar el vocabulario sobre comer y dejar de utilizar siempre la palabra ‘comer’ para cualquier acción que implique utilizar la boca!

 4. Lavar cerdos con jabón es perder tiempo y jabón.

Traducción literal en inglés:  Washing pigs with soap is losing time and soap.
Equivalente en inglés:  Some things are a waste of time.

¡Y una vez más, el animal arrasa en nuestra lista! Acéptalo, los cerdos no son limpios. Huelen bastante mal. ¿Por qué querrías lavar a un cerdo? ¿Por qué? Algunas cosas no son más que una absoluta pérdida de tiempo. Como cuando confundes jabón y sopa, y terminas utilizando caldo para lavarte las manos.

En realidad, ‘jabón’ y ‘sopa’ resultan un problema para los españoles que estudian inglés, pero por si te lo preguntas, ‘jabón’ en inglés es soap y ‘sopa’ es soup, y supe (del verbo saber) es I knew it. Dios mío, está empezando a dolerme la cabeza.

Entonces, ¿cuándo puedes utilizar este refrán tan instructivo? Imagina que tienes que estudiar 100 páginas para un examen final y solo empiezas a estudiar la noche antes. ¡Hora de lavar a un cerdo! No hay cantidad suficiente de jabón, o incluso de caldo, que puedan ayudarte con esto. Puedes intentar vestirte de seda, pero quedarías como una mona…

 5. Como el que oye llover.

Traducción literal en inglés:  Like he who hears raining.
Equivalente en inglés:  It’s like water off a duck’s back.

Hay muchas teorías que tratan de explicar el origen de este refrán, pero para mí la mejor es una que está relacionada con Hernán Cortés y Moctezuma.  Este es unos de los refranes españoles graciosos más empleados. 

Ahora está de moda ignorar lo que la gente dice para fingir que no nos afecta. Para algunas personas, escuchar las gotas de lluvia cayendo puede ser pesado y aburrido e intentan quitarse el ruido de la cabeza.

Hay una expresión similar con el mismo significado que hoy en día utilizan mucho los jóvenes españoles: “Me resbala”, que significa que no les puede importar menos lo que la gente piensa. Tampoco quiero que llegues hasta esa actitud de «Me resbala», sobre todo cuando se trata de aprender español, pero si te apetece impresionar a tus amigos españoles, no dudes en utilizar esta expresión.

¡Acuérdate de utilizarla en el momento adecuado si no quieres correr el riesgo de que te persigan y tengas que huir!

 

6. No hay burro calvo, ni calabaza con pelo.

Traducción literal en inglés: There isn’t any bald monkey nor any pumpkin with hair.
Equivalente en inglés:  Say what you really know and do what you can really do.

Éste parece divertido, ¿verdad? Es uno de mis refranes españoles graciosos favoritos, no solo por la propia expresión, sino por su significado.

No sé mucho sobre burros, pero sé que si un burro está perdiendo pelo debe de tener algún tipo de enfermedad. Las calabazas no son de mi interés, ¡pero me daría un poco de cosa encontrarme una calabaza viva a la que le crezca el pelo! Sin embargo, los hablantes de español no encuentran nada raro en esta expresión, y la utilizan como si no hubiera un mañana.

La cosa es: habla de lo que sabes, haz lo que puedas hacer, punto. Simplemente, sé tú mismo y no finjas saberlo todo.

Es interesante mencionar el uso de ‘no… ni’ (neither…nor) en esta expresión. Acostumbrados en inglés a que tanto el primero como el segundo elemento no existan o no sean ciertos, ‘no… ni’ lleva implícito un ‘tampoco’ (ni/ni) que casi nunca se usa en este tipo de combinaciones.

La negación española puede ser como un gran océano lleno de tiburones hambrientos.

 

7. Con paciencia y con maña, un elefante se comió una araña.

Traducción literal en inglés:  With patience and skill, an elephant ate a spider.
Equivalente en inglés:  Little strokes fell great oaks.

Esto debe ser tu mantra cuando aprendas español. Poco a poco podrás ir cogiendo fluidez. No hace falta que seas un elefante para hacer esto, ni comerte una araña, pero sí deberás tener un poco de paciencia y constancia si quieres llegar.

También hay otra expresión, más breve y quizá más fuerte, que ahora se utiliza más: “Persevera y triunfarás.” El significado es el mismo, pero no es tan divertido y gráfico como nuestra frase en particular. (Persevere and you will succeed)

Ahora que lo sabes, quizá pienses que puedes seguir lavando un cerdo hasta que esté limpio. De nuevo, la respuesta está en que es una pérdida de tiempo. ¡Hasta con este refrán, los cerdos seguirán siendo cerdos!

 

8. Cría fama y échate a dormir.

Traducción literal en inglés:  Breed fame and crash out.
Equivalente en inglés:  Give a dog a bad name and hang it.

Creo que este refrán es un gran ejemplo de cómo los españoles y los americanos (o hablantes de inglés, por así decirlo), manejan las cosas.

Cuando estamos hechos polvo tras haber perdido nuestra reputación, “¡colgamos un perro!” ¡Eso no es bueno, gente! Ja, es broma.

Sabemos que es muy difícil perder nuestra reputación, aunque sea por algo injustificado. Este proverbio viene a decir que, después de una mala reputación, no hay nada (o casi nada) que puedas hacer para limpiar tu nombre. Por eso decimos que, si vamos a hablar sobre nosotros, ¿por qué molestarnos? ¡Vámonos a dormir!

Si echas un vistazo a la segunda parte del refrán español, tenemos el imperativo ‘échate a dormir.’ Hay dos aspectos gramaticales muy interesantes que podemos revisar utilizando solo estas tres palabras.

Primero, cuando tenemos un imperativo, el complemento directo se añade directamente al final, esto es, ‘échate’ (lay down) o ‘lávate’ (wash yourself), ‘durmámonos’ (let’s fall asleep), ‘bebámonoslas’ (let’s drink them), etc.

Segundo, tenemos la perífrasis ‘echarse a’ + infinitivo, que significa empezar a hacer algo. Observa lo útil que puede ser esta perífrasis:

Cuando lo vi, me eché a correr.
(When I saw him, I started running.)

Se echó a llorar cuando oyó la noticia.
(She bursted into tears when she heard the news.)

Nota: ningún animal fue herido o maltratado durante la explicación de este refrán español.

 

9. Quien fue a Sevilla, perdió su silla.

Traducción literal en inglés:  He who went to Seville lost his chair.
Equivalente en inglés:  If you leave your place, you lose it.

Antes me encantaba este proverbio y recuerdo repetirlo miles de veces (literalmente) cuando era niño.

Éste es uno de los refranes españoles graciosos que tiene ese sabor multiusos que más me gusta del español. Se puede aplicar no solo al hecho de que si dejas tu asiento vacío puedes perderlo, sino también en cualquier otra situación en la que te dejas algo sin vigilar (una mochila, un plato de sopa, un capricho de cualquier tipo) y cuando vuelves descubres que alguien se ha hecho con ello.

Como puedes observar, la estructura de esta frase es muy común en los refranes españoles graciosos. En verdad, tenemos cientos de refranes que comparten este tipo de construcción: Quien + [proposición], [proposición]; pero también se puede utilizar en las conversaciones diarias:

Quien termine su examen puede irse.
(Those who finish their exam can go.)
Quien llegó primero ganó un premio.
(He who arrived first won a medal.)

Si te fijas más en los ejemplos anteriores, te darás cuenta de que este tipo de construcciones pueden denotar tanto infinitivo como subjuntivo. Recuerda: si es un hecho, está en indicativo, pero si aún no ha ocurrido, subjuntivo.

 

10. Ojos que no ven, corazón que no siente.

Traducción literal en inglés:  Eyes that don’t see, heart that doesn’t feel.
Equivalente en inglés:  Long absent, soon forgotten. / Out of sight, out of mind.

Hay un poco de debate entre los hablantes de español sobre el significado real de este refrán y creo que cada uno de nosotros lo utiliza de diferentes maneras dependiendo de donde nos hemos criado.

Prefiero la traducción «Fuera de la vista, fuera de la mente» (Out of sight, out of mind) porque parece acercarse más al significado literal en español. Si no ves lo que ocurre entonces no pienses sobre ello, para no preocuparte.

Sin embargo, también puedes interpretarlo como «Lo que lleva mucho tiempo ausente, pronto se olvida» si eres una persona romántica. Ya no vuelves a ver a tu ex, así que te olvidas rápida y fácilmente de él o ella. ¡Listo!

 

11. Las palabras se las lleva el viento.

Traducción literal en inglés: The wind blows words away.
Equivalente en inglés: Actions speak louder than words.

Soy un firme creyente de este refrán. No quiero parecer un parlanchín, quiero mostrarte que lo que dices, lo dices en serio, ¡así que empieza a moverte!

Cuando escucho o digo este refrán siempre pienso en la película «Lo que el viento se llevó». Recuerdo que me gustó el título de esta película cuando lo escuché por primera vez en inglés (Gone with the wind). Pensé que era muy romántica y a la vez melancólica, y que aprendería que las cosas se las llevaba el viento. Cuando se trata de la versión española, también puedes aprender una cosa: el viento se ‘lleva’ cosas en español, literal y metafóricamente.

Así que no te sorprendas si estás en España y escuchas a un vecino decir:

¡El viento se ha llevado la ropa!
(The wind has blown away my clothes!)

No dejes que el viento se lleve tu conocimiento de español y tengas que volver a aprender. Las palabras se las lleva el viento, porque no tienen peso, ¡pero tus conocimientos sí que son algo que puedan levantar los expertos en levantamiento de pesas!

Hablando de pesas, levantamiento de pesas es lo mismo que halterofilia. ¡Tus amigos españoles se quedarán asombrados!

 

12. No hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista.

Traducción literal en inglés: There is no evil that could last one hundred years, nor body that could endure that.
Equivalente en inglés: Nothing goes on forever.

Este refrán puede no parecer gracioso a primera vista. Por supuesto, tenemos la esperanza de que nuestra situación cambiará y de que las malas noticias no durarán para siempre, pero ¿cómo puede ser divertida la esperanza?

Lo gracioso viene del hecho de que puedes cambiar este refrán adecuándolo a una situación que esté atravesando alguien. Como existen situaciones incontables, también hay versiones incontables para este proverbio, que es cuando empieza la diversión y la locura.

Hoy estamos hablando de humor, así que voy a enseñarte dos versiones posibles de este refrán. Estoy seguro de que si empiezas a utilizar esto en tus conversaciones con tus amigos españoles, se partirán de la risa.

No hay mal aliento que cien años dure.
(Bad breath doesn’t go on forever)
No hay camisa manchada de vino que cien años dure.
(No wine-stained shirt will be like that forever.)

Evidentemente, tendrás que encontrar el momento perfecto para utilizarlo, en el sentido sarcástico o irónico, si no, no será divertido para nadie y puede que tus amigos se cabreen contigo. Sin embargo, cuando usas correctamente  los refranes españoles graciosos, ¡te da muchos puntos!

 

¿Te ha gustado el artículo?

Espero que hayáis disfrutado con este artículo y de estos refranes españoles graciosos y que hayáis tenido unas buenas risas leyéndolo. Recordad, hablar español no solo consiste en un montón de reglas gramaticales y aprender de memoria millones de palabras. Es mucho más que eso. El unos de refranes españoles graciosos puede darte un toque diferente. 

Los refranes españoles graciosos son una parte muy importante de cada idioma, y si añades esto al hecho de que a los españoles les encanta reír, seguro que no te aburrirás en tu camino a la fluidez.

¡Hasta la próxima, amigos, y no os olvidéis de reír!  ¿Cuál de estos refranes españoles graciosos te gusto más?

 

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar