Comparte este artículo:

¿Qué es una traducción inversa?

Que_es_una_traduccion_inversa

ÍNDICE DE CONTENIDOS

El término “traducción inversa”, también conocido como “traducción reversa”, se puede definir como el proceso de traducir a su idioma de origen un documento o texto previamente traducido. La traducción inversa a menudo se utiliza para verificar la calidad general de una traducción completada previamente y detectar las diferencias en el significado entre el texto de origen y el de destino, así como para identificar las líneas que faltan en el objetivo.

Este fenómeno se da especialmente en las lenguas poco habladas (como las de Europa del Este). En estos casos, los traductores se ven prácticamente obligados a aceptar encargos de traducción inversa porque prácticamente no hay hablantes nativos de la lengua de destino (generalmente el inglés) con un perfecto dominio de las lenguas de Europa del Este y la capacidad de realizar traducciones con la máxima eficacia. Por ejemplo, para hacer frente a la necesidad de traducciones del húngaro al inglés, los clientes no tienen más remedio que confiar en hablantes nativos de húngaro porque, sencillamente, no hay suficientes hablantes nativos de inglés que sepan hablar el húngaro con fluidez.

La mayoría de las agencias de traducción se encuentran en esta situación y asignan estas traducciones a hablantes no nativos, al tiempo que intentan maximizar la calidad mediante una revisión exhaustiva realizada por un hablante nativo. Este método tiene una eficacia limitada porque el revisor no puede comparar la traducción con el texto original y, por tanto, sólo puede corregir los errores lingüísticos (aunque sí puede haber lagunas de traducción).

Además, si el texto de destino está mal escrito, el revisor podría no entender lo que el traductor intentaba expresar y sin duda necesitaría poder leer el texto de origen para corregir la traducción y mejorar la legibilidad del escrito.

El problema puede resolverse definitivamente asignando la tarea a un traductor que domine perfectamente el inglés. Por tanto, desterrar la traducción inversa del mercado no tendría mucho sentido, ya que la creciente demanda de traducciones al inglés difícilmente puede satisfacerse con la oferta local de hablantes nativos de inglés.

La traducción inversa es una práctica frecuente y un hecho en muchas partes del mundo. Además, hay campos de la traducción en los que se considera más valiosa la corrección de la información que el estilo de la escritura. Un ejemplo de ello es la traducción técnica, en la que los conocimientos y la experiencia del traductor son de suma importancia. Por lo tanto, tiene más sentido asignar la responsabilidad de este tipo de traducción al traductor no nativo, que tiene la ventaja indiscutible de la excelente comprensión del texto de partida.

¿Qué habilidades debe tener un traducción inversa?

  • Poder traducir a su idioma original la traducción anterior.
  • Ser capaz de comparar la nueva traducción con la anterior.
  • Comprobar que la traducción está haciendo su función, es decir, está transmitiendo el mensaje.
  • Capacidad analítica para anotar e informar al cliente sobre aquellas partes del documento que requieran una revisión.

Diferencias entre una traducción directa e inversa

En la traducción directa se traduce de cualquier idioma (lengua X) a la lengua madre del traductor (lengua Y), mientras que en la traducción inversa se traduce desde la lengua madre (origen) a cualquier lengua de destino.

En qué casos se usa la traducción inversa.

En ciertos sectores, los requisitos normativos, los comités de ética y los consejos de revisión institucional hacen que las traducciones inversas deban formar parte de cualquier proceso de traducción.

Esto incluye contenidos como

  • Medicina: Investigación clínica, dispositivos médicos, ensayos clínicos, empresas farmacéuticas y formularios de consentimiento.
  • Datos: Resultados de encuestas, cuestionarios, sondeos e investigaciones.
  • Jurídicos: Contratos, documentos e instrumentos jurídicos, expedientes de casos y otros trámites importantes, pólizas de seguros y otros documentos vinculantes.
  • Financieros: Informes financieros, resultados, rendimiento y archivos normativos.
  • Fabricación o producto: Instrucciones de uso, acuerdos y copias de software, envases de alimentos, papeleo de importación/exportación.

Comparte este artículo:

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

QUIZÁS TE INTERESE

Suscríbase a nuestras noticias.