Translinguo Global

¿Qué es la traducción farmacéutica?

¿Qué es la traducción farmacéutica?

La industria farmacéutica sigue al alza de manera global desde hace varios años consecutivos. La producción de los medicamentos no para, todo lo contrario. Además, un dato de interés para los traductores es que el país líder en el volumen de ventas es Estados Unidos (con más de 465 mil millones de dólares en 2017, frente a España con 22 mil millones).

Da que pensar sobre qué es la traducción farmacéutica y por qué tiene tanta importancia, y justo de eso venimos a hablarte.

Particularidades para comprender qué es la traducción farmacéutica

De lo anterior es obvio deducir que hay trabajo para los traductores en el ámbito de la farmacia. Pero adentrémonos en las características que presenta este tipo de  traducción.

Como parte de traducción científica, la traducción farmacéutica se caracteriza por un alto grado de especialización y contiene un gran número de tecnicismos. La terminología empleada pertenece mayoritariamente al ámbito de la química, pero también al de la medicina y la biología. Además, existen pautas estrictas en cuanto al formato y contenido de la redacción de ciertos documentos farmacéuticos con los que el traductor debe estar familiarizado.

En cuanto a la demanda, las compañías farmacéuticas son las que más traducciones farmacéuticas precisan. Encontrarás más sobre las industrias que requieren servicios de traducción en nuestro blog: «5 grandes industrias con empresas que requieren servicios de traducción».

Qué tipo de materiales se traducen

Conocer qué es la traducción farmacéutica va de la mano de saber qué engloba el concepto de farmacia. Dado que el campo de la farmacia presenta varias especialidades (por ejemplo, farmacología, farmacogenética, radiofarmacia, etc.), no se trata solo de traducir recetas, sino de una gran variedad de documentos. Aquí mencionamos algunos de ellos:

– manuales farmacológicos y de medicina;

– artículos científicos en revistas especializadas;

– certificados e historiales médicos;

– fichas técnicas y prospectos;

– expedientes de registro de los medicamentos;

– estudios farmacológicos;

– informes de laboratorio;

– patentes químicas y farmacéuticas;

– publicidad y marketing de los productos farmacéuticos;

– traducción de las páginas web de las empresas farmacéuticas.

Dificultades de la traducción farmacéutica

Tal y como indicamos en la entrada sobre la traducción médica, la principal dificultad de la traducción farmacéutica reside en su compleja terminología. Junto a ello, a menudo se trata de información muy sensible como, por ejemplo, las instrucciones de uso, dosis, advertencias, efectos secundarios o contraindicaciones de los medicamentos.

Todo ello exige un empleo sumamente riguroso en cuanto al manejo de las fórmulas y la nomenclatura por parte del traductor. Además, existen las distintas denominaciones de los medicamentos: la denominación común internacional (DCI) y el nombre comercial, ambos reguladas por diferentes organismos. Por lo cual, en su traducción debemos respetarlas escrupulosamente.

Gravedad de la traducción errónea

Por supuesto, ello implica la incompatibilidad de dicha traducción con el uso de programas informáticos o traductores online. En un estudio en que se revisaron 76 etiquetas de medicamentos traducidas mediante las herramientas TAO, se encontró una tasa de error del 50% en cuanto a la traducción. El error más conocido es el de traducir la palabra inglesa «once», como en once a day (una vez al día), por el número 11 en español –un error de posibles fatales consecuencias para el paciente.

El perfil del traductor farmacéutico

Por supuesto, se trata de un traductor altamente cualificado y con amplios conocimientos de la terminología y fraseología farmacéutica y médica. Además, tiene que manejar las estrategias de documentación, como conocer las principales fuentes documentales fiables del ámbito médico.

Está claro que  no todos los traductores pueden permitirse cursar dos grados distintos para convertirse en dobles expertos. Sin embargo, existen opciones para complementar la formación traductológica básica y especializarse. Aquí tienes algunos ejemplos: Máster Universitario en Industria Farmacéutica y Biotecnológica por la UPF o Máster Universitario en Traducción Médico-Sanitaria por la UJI.

Para concluir, si tu intención era obtener información sobre qué es la traducción farmacéutica, esperamos haberte satisfecho. Puedes seguir expandiendo tus conocimientos al navegar por nuestro blog.

FUENTES CONSULTADAS:

Sevilla, B. (23/07 2019). Volumen de ventas de la industria farmacéutica por países 2017. Statista.

Bautista Becerro, F., Traducción De Textos Farmacéuticos: La Nomenclatura De Los Fármacos y Su Traducción. Ediciones Universidad de Salamanca.

Muñoz-Miquel, A. El perfil y las competencias del traductor médico desde el punto de vista de los profesionales: una aproximación cualitativa. TRANS. Revista de traductología.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×
×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar