Cómo ser traductor jurado y fijar el precio traducción jurada sin morir en el intento

¿Traducción jurada?, ¿qué es eso?

Una traducción es jurada cuando la lleva a cabo un traductor certificado. En la última página de toda traducción oficial debe aparecer una certificación de la veracidad del documento. Asimismo, debe ir firmada y sellada por el traductor jurado. Esta información debe aparecer también en el documento original. Por otro lado, el precio traducción jurada se fija en base a varios criterios. Esto ocurre tanto si quien ofrece la traducción es un traductor autónomo como si es una agencia de traducción.

¿Qué debemos tener en cuenta para calcular el precio traducción jurada?

Hay que tener en cuenta muchos factores a la hora de estimar el precio traducción jurada. Los aspectos clave para hacerlo son:

  • La combinación lingüística. Esto es, la combinación de la lengua origen y la lengua meta del documento.

  • La fecha de entrega. El precio traducción jurada varía dependiendo de la urgencia de la entrega. El precio será más elevado si la fecha de entrega es urgente.

  • El recuento de palabras. Para ello, se hace un recuento preciso del número de palabras del documento original.

  • El formato de los archivos. El formato más fácil de manejar es un documento de Word sin formato o con un formato sencillo. Por el contrario, si el formato es más complejo y hay que plasmarlo en el documento traducido, el precio ascenderá.

  • La especialidad. A veces hay que contactar con un traductor especializado para que colabore en la traducción si el documento lo requiere.

Datos sobre la traducción jurada

El precio traducción jurada no es el único problema de este tipo de documentos. Hay cierta información que, como posible futuro traductor jurado, deberías conocer:

  • Mucha gente piensa que no hay suficientes traductores certificados que puedan traducir los documentos que necesitan. Pero en realidad, deberían informarse un poco mejor. Según una encuesta llevada a cabo recientemente, hay más de 300 000 traductores jurados.

  • Un traductor puede traducir más de 2000 palabras al día una vez que ha empezado a trabajar en el proyecto. De esta manera, un documento de 4000 palabras le llevaría dos días hábiles. Sin embargo, en caso de que el cliente solicite revisión o control de calidad, podría llevarle hasta 3 días.

  • La Oficina de Interpretación de Lenguas establece que son los propios traductores jurados quienes fijan sus tarifas. Para ello, se debería tener en cuenta la experiencia como traductor, la dificultad del texto, la fecha de entrega, etc.

  • El traductor jurado es el notario público de sus propias traducciones y asume la responsabilidad cuando firma una traducción. Esta es la razón por la que las traducciones juradas tienen que pasar por un proceso de revisión muy exigente.

Toda esta información nos asegura que se puede ser traductor jurado y no morir en el intento. Solo tienes que ser consciente de la responsabilidad que implica, y comprensible con el cliente en cuanto al precio. Una vez que consigas esto, serás el mejor traductor jurado de todos.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar