Translinguo Global

Traducción jurada de cartas de recomendación. Tipos y cuándo necesitarás una traducción jurada.

Traducción jurada de cartas de recomendación. Tipos y cuándo necesitarás una traducción jurada.

En España existe una gran cantidad de textos que necesitan ser traducidos. Todos ellos de diversa índole, con distintas características y distintas finalidades. Uno de los tipos más comunes de traducción es la traducción jurada. Pero ¿qué es una traducción jurada?, ¿quién puede realizarla?, ¿cuándo es necesaria? ¡Todo esto y mucho más te lo contamos en este artículo! ¡Sigue leyendo!
La traducción jurada es aquella traducción de documentos oficiales escritos en una lengua extranjera, y que se realiza para que tenga algún efecto legal ante un determinado organismo oficial. Las traducciones juradas deben llevar siempre la firma y el sello del traductor-intérprete jurado. En España, solo pueden realizar traducciones juradas los traductores nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC).
Siempre que una persona posea un documento en un idioma y deba presentarlo en un país cuyo idioma oficial sea diferente, será necesaria una traducción oficial jurada. En este artículo nos centraremos en la traducción jurada de cartas de recomendación. Describiremos qué es una carta de recomendación, qué tipos existen y cuándo será necesaria una traducción jurada de una carta de recomendación.
La traducción jurada de las cartas de recomendación.
Algunos tipos de documentos que necesitan una traducción jurada son las partidas de nacimiento, los diplomas, los certificados académicos… y también las cartas de recomendación. La traducción jurada de una carta de recomendación es un documento ciertamente valioso a la hora de buscar empleo a nivel internacional.
Una carta de recomendación es un documento redactado por una empresa o un particular que, además de acreditar la experiencia y periodo en que una persona desempeñó un cargo específico, sirve para reflejar la calidad del servicio prestado por esta o las virtudes personales de la misma.
En general, en una carta de recomendación se ensalzan valores tales como la responsabilidad, la profesionalidad, la honestidad, así como cualquier otra cualidad que pueda resultar positiva y que haga a dicha persona merecedora de un reconocimiento.
El uso de las cartas de recomendación es bastante más común en países anglosajones, que en España. Sin embargo, debido a la globalización y la movilidad geográfica de los trabajadores españoles en los últimos años, esta práctica se ha extendido también en nuestro país.
Pero ¿qué ocurre cuando nos redactan una carta de recomendación en español y necesitamos presentarla a un receptor inglés? Es aquí justamente donde la traducción jurada de cartas de recomendación desempeña un papel esencial.
Especialmente durante los últimos años, las cartas de recomendación se han vuelto muy comunes en multitud de empresas. Si tienes una carta de recomendación escrita en otro idioma diferente del idioma de tu receptor, es necesario presentar la traducción jurada de la carta de recomendación.
Como hemos mencionado anteriormente, una carta de recomendación es un documento oficial que necesita ser traducido por un traductor jurado oficial acreditado por el MAEC. El traductor oficial que realiza esta traducción tiene la capacidad legal suficiente para certificar con su firma y con su sello que el documento traducido es un fiel reflejo, literal y completo del documento original escrito en otro idioma.
La traducción jurada de una carta de recomendación se realiza de forma similar a la traducción jurada de una partida de nacimiento, o a la traducción jurada de un certificado de empadronamiento:
– Es una traducción fiel, literal y completa de un documento personal.
– Es una traducción oficial firmada y sellada por un traductor jurado oficial acreditado por el MAEC para dar fe de que un documento traducido es la copia fiel del documento original redactado en otro idioma.

¿Qué tipos de cartas de recomendación existen?

Encontramos varios tipos, aunque las más habituales son las siguientes:
– Carta de recomendación laboral a un empleado. Es aquella que acredita las cualidades como trabajador, evalúa positivamente la labor en la empresa y pone de relevancia la valía como trabajador con el fin de que se tengan más posibilidades en futuros proyectos.

– Carta de recomendación académica. Se usan sobre todo a nivel universitario o de títulos superiores donde solicitan estas recomendaciones para saber si una persona es digna, o no, de recibir la formación. Aunque en España no suelen ser muy comunes, no podemos decir lo mismo en otros países, donde para acceder a dichas formaciones, te exigen una carta de recomendación.

– Carta de recomendación personal. Esta, a su vez tiene varios usos. Se puede utilizar tanto para bancos (solicitar préstamos, créditos…) como para escuelas o la adopción de niños. En general son útiles para cualquier situación que pueda poner en duda tu valía para llevar a cabo una tarea concreta. Este tipo de carta de recomendación no puede ser redactada solo por profesionales, sino también por cualquier persona que te conozca y pueda hablar bien de ti, ya sea un vecino o conocido.

¿Cuándo es necesaria una traducción jurada de cartas de recomendación?

A la hora de optar a un puesto de trabajo, es frecuente que se solicite la traducción jurada de cartas de recomendación. Si por ejemplo hemos trabajado en una empresa española donde nos han redactado una carta de recomendación en español y ahora nos vamos a una empresa inglesa, necesitaremos una traducción jurada de la carta de recomendación.
Es importante que la información plasmada en esta carta sea trasladada de la forma más fiel y correcta posible, por lo que necesitarás contratar los servicios de un traductor jurado profesional para que realice una traducción jurada de la carta de recomendación.

En definitiva, las traducciones juradas son esenciales a la hora de llevar a cabo diferentes tipos de trámites. Las traducciones juradas de cartas de recomendación han cobrado gran importancia, especialmente en los últimos años.
Aunque en ocasiones estas cartas pueden presentarse de manera obligatoria o voluntaria, definitivamente constituyen una buena práctica. Proporcionan una buena imagen del empleado o empleada y, además, aumentan las posibilidades de éxito.
Si necesitas una traducción jurada de este tipo de documento, en Translinguo Global también cuentan con profesionales especializados en traducciones juradas de cartas de recomendación.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Hablamos?