3 consejos sobre traducción de acrónimos

La traducción de acrónimos supone grandes desafíos para los traductores, que muchas veces se ven frente a la dura tarea de juntar abreviaciones tanto conocidas como desconocidas de una manera en que los lectores las entiendan.

Mientras que algunos acrónimos son reconocibles internacionalmente, aquellos no tan conocidos necesitan alguna explicación extra por parte del traductor.

La falta de unas reglas generales para la traducción de acrónimos aumenta la confusión, pero tres simples consejos pueden hacerte la vida más fácil si te preguntas cómo traducir acrónimos.

1) Busca una traducción de acrónimos previa

Una de las preguntas que más se hacen los traductores para saber cómo traducir acrónimos es si estos deberían dejarse (para que sean fieles al idioma original) o si deberían ajustarse al idioma de destino.

En esos casos, lo mejor es mirar cómo suele traducirse ese acrónimo en el idioma de destino – por ejemplo, buscando cómo se ha traducido en medios de comunicación, periódicos u otras fuentes públicas.

FIFA, por ejemplo, es un acrónimo procedente del francés, pero se ha extendido por todo el mundo. Son las siglas de Fédératoin Internationale de Football Association, que traducido significa “Federación Internacional de Fútbol Asociado”. El acrónimo se hizo tan reconocido a nivel global que se ha mantenido incluso en idiomas en los que las siglas aparecerían de diferente manera en caso de traducirlo, como el inglés (donde se escribiría IFAF.

2) Ten en cuenta el contexto

Algunos acrónimos son mucho menos comunes, haciendo que sea prácticamente imposible seguir una regla fija. En esos casos el traductor debe decidir si ajustarse al original o si cambiar la posición de las letras para ajustarse al idioma de destino.

Para tomar esta decisión es esencial la comprensión del traductor. Otro factor muy importante es el contexto en el que aparecerá el acrónimo: ¿Se trata de un artículo dirigido al público general? ¿Es un documento legal que leerán expertos de un campo de estudio específico? Si el artículo va dirigido a expertos, lo más seguro es que ya estén familiarizados con algunos acrónimos.

Por ejemplo, el acrónimo “GPS”, cuyas letras significan “global positioning system” (en español, sistema de posicionamiento global). En una traducción francesa dirigida a un público general, puede traducirse como “SPM” (système de positionnement mondial). Sin embargo, en una traducción específica dirigida a ingenieros, podría dejarse como GPS, puesto que se refiere a una aplicación específica de la tecnología que surgió del inglés, y cambiar el acrónimo podría llevar a confusión.

3) La comprensión del lector debe ser la prioridad

Sea cual sea el método del traductor, la claridad y la consistencia son esenciales para asegurar la comprensión del lector. Tras la introducción de un acrónimo, es aconsejable escribir el nombre completo en el idioma de origen. Además, si es necesario, también en el de destino. En las traducciones de acrónimos menos conocidos, esto permite al lector descifrar el acrónimo fácilmente. Tras la primera referencia, la traducción elegida para el acrónimo puede usarse sin problemas.

Asimismo, el momento en el que se crea un acrónimo, es muy importante no cambiarlo; tiene que mantenerse igual a lo largo de la traducción. Algunos traductores, especialmente aquellos que trabajan en campos especializados, tienen sus propias guías de referencia de acrónimos. Añaden entradas según traducen y consultan sus listas de acrónimos como si fueran su diccionario propio.

A veces, el mayor recurso de un traductor es la persona o empresa a la que se dirige la traducción. Si un cliente tiene preferencia por un acrónimo en concreto, deberá comunicárselo al proveedor de servicios al comienzo del proyecto. De esta manera, el traductor tendrá la solución desde el principio, lo que les ahorra tiempo y les aporta consistencia.

Acciones como esta ayudan a mantener la precisión en la traducción de acrónimos, hacen más fácil el trabajo de los traductores y ayudan a mejorar la comprensión del lector.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar