Jefes de proyecto de traducción: una pieza clave en el engranaje de la agencia

El papel del jefe de proyecto de traducción es, normalmente, un rol desconocido de puertas afuera dentro de una agencia de traducción. Pero la realidad es que es la pieza sin la que el engranaje no funciona. Trabajan de puertas para dentro, asegurándose de que los parámetros del proyecto se cumplen de acuerdo a las expectativas del cliente.

 Y todo esto lo hacen de manera profesional, con una precisión fuera de lo normal. Aunque todos los traductores profesionales conocemos el papel de los jefes de proyecto de traducción, nos gustaría hacer hincapié en su papel dentro de un encargo de traducción. De esta manera todos aquellos que aún no estén familiarizados con este cargo, sabrán a lo que se enfrentan estos compañeros cuando se encuentren con ellos en el mundo laboral.

¿Cuál es el papel de un jefe de proyecto de traducción?

Entre sus obligaciones se encuentra la de no dejar ni un cabo suelto del proyecto: vigila el proceso del proyecto de traducción o de localización desde que comienza hasta que termina. El contenido a traducir es la clave del proyecto, por lo que la manera en la que se lleva a cabo la traducción, cómo se coordina, se supervisa y se entrega es crítico. Y de todo esto se encarga el jefe de proyecto.

Para poder hacer esto de manera correcta, un jefe de proyecto necesita tener años de experiencia en el sector como traductores. Esta experiencia hace que puedan comprender las distintas fases del proceso de traducción, así como los problemas que pueden surgir durante la realización del proyecto. 

Cualquier jefe de proyecto que se precie debe tener unas características muy concretas para poder acceder a este puesto. Su manera de tratar con los clientes es fundamental, ya que mediante estas dotes consiguen proyectos. 

Además, suelen ser personas muy organizadas, perfeccionistas, rigurosas, tienen competencias lingüísticas inigualables en varios idiomas y además son muy proactivos. Saben que su trabajo hará que un proyecto sea rentable para la empresa. Pero lo que más cabe resaltar de ellos es su dedicación y tenacidad: echan horas y horas con total de que el proyecto salga bien.

Dirigir un proyecto de traducción y localización

Normalmente el jefe de proyecto de traducción forma parte de la plantilla fija de la empresa. Aunque en ocasiones esto no es así. Hay organizaciones que prefieren dirigir y organizar los proyectos a nivel interno, pero sin contar con alguien preparado para ello. Nosotros recomendamos nunca hacer algo así. La cantidad de trabajo y responsabilidad que tiene un jefe de proyecto de traducción no es algo que deba tomarse a la ligera. 

Como ya hemos explicado antes su trabajo es fundamental para completar el encargo a tiempo y bien. Por ejemplo, la cantidad de idiomas que se están utilizando para completar un proyecto puede ser una pesadilla a nivel logístico para las organizaciones que hemos mencionado. Si se encuentran ante un encargo en varios idiomas los clientes necesitan ser conscientes de los problemas con los que se pueden encontrar:

  • Puede que trabajen con diferentes proveedores. Esto hace, además, que haya que estar en contacto con varios departamentos (departamento de ventas, asesoría, profesionales DTP…)

 

  • Distintos tipos de tarificación.

 

  • Burocracia.

 

  • Cambios en el proyecto y la difusión de información crítica que necesita ser transferida en numerosas ocasiones.

 

  • Fechas límite de entrega del proyecto.

 

  • Uso de diferentes tipos de soporte para entregar los proyectos (protocolo de transferencia de archivos, e-mail…)

 

  • Creación y administración de las facturas.

El jefe de proyecto de traducción hace que el cliente solo tenga que estar en contacto con una sola persona. Y esto será así durante todo el proyecto. Esto hace que toda esta lista de problemas quede cubierta. Que el cliente sienta que cuenta con alguien dentro de la empresa, con el que construye una relación de familiaridad. Esto es muy importante para dar continuidad a la relación con los clientes.

 

 

¿Y en Translinguo Global?

Cada proyecto que llevamos a cabo en Translinguo Global comienza justo así: con el cliente. Nuestro equipo, a través del jefe de proyecto, conoce al cliente, sus necesidades y sus expectativas. Una vez se saben los detalles del encargo se establece el protocolo a seguir. El jefe de proyecto se encarga de ver el alcance del proyecto. También de conocer los objetivos y todas las dudas que puedan surgir, tanto al equipo como al cliente.

Este artículo puede que no llegue a reflejar el trabajo que conlleva ser un jefe de proyecto de traducción. Aún así, queríamos dedicar un espacio en nuestro blog para darles las gracias. Su trabajo y esfuerzo hacen que las agencias funcionen. La próxima vez que contactéis con una agencia, recordad que ellos son la figura con la que estaréis en contacto. Y siempre intentarán hacer todo lo posible para que sintáis que vuestra experiencia con el equipo ha sido inmejorable.

 

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar