Traductores en línea: el bueno, el malo y el feo de las traducciones

Cómo y cuándo usar un traductor en línea, y cómo no hacerlo.

Los traductores en línea pueden ser salvavidas cuando necesitas traducir algo que eres incapaz de entender, pero tienen graves limitaciones y, por lo tanto, su uso debe ser limitado.

Hay muchísimos problemas con los traductores en línea, pero el más importante es que un traductor en línea es incapaz de entender el contexto, por muy bien que traduzca palabras sueltas o frases; cualquier palabra que tenga más de una traducción, que son la mayoría, no se interpretará correctamente. La mayoría de los traductores en línea ofrecen la traducción más común de cada palabra, aunque algunos muestran otras posibilidades para que el usuario elija la que más le convenga.

El traductor de Google va un paso más allá y utiliza algoritmos complejos para proporcionar la traducción más acertada de una palabra dada en un contexto determinado. Es capaz de hacer esto gracias a su extraordinaria base de datos de textos (creada por humanos) con traducciones oficiales (tales como la ONU o la Unión Europea). Pero aún así, se queda corto, puesto que estos textos que utiliza son mayoritariamente de temas políticos y económicos. Otros aspectos, como las jergas o conversaciones casuales, no suelen tener versiones oficiales en paralelo, por lo que hasta el maravilloso traductor de Google tiene que recurrir a cálculos matemáticos de la traducción más acertada para cualquier palabra.

Trampas de traductores automáticos

Echemos un vistazo a algunos ejemplos reales para ver más claro el problema.
Mira estos ejemplos de traducciones automáticas de inglés a francés: «the paint is too light» (la pintura es demasiado clara). El adjetivo «light» tiene al menos tres traducciones comunes posibles en francés:

  • clair (no oscuro)
  • basses calories (no alto en calorías)
  • léger (no pesado)

Al leerlo, sabes inmediatamente que se refiere a que el color de la pintura es demasiado claro (no lo suficientemente oscuro) ¿verdad?  Veamos lo que dice el traductor de Google:

The paint is too light” a “La peinture est trop léger
Ups, lo que está diciendo es que la pintura no pesa (además, léger no concuerda con el sustantivo en femenino). La traducción correcta sería: la peinture est trop claire.
Mira otros ejemplos de traductores en línea:

Babylon

The paint is too light” a “La peinture est trop pâle” (pâle en castellano significa pálido)

Collins

The paint is too light” a “La peinture est trop légère” (légère: ligero)

Online-Translator.com

The paint is too light” a “La peinture est claire trop” (literal en castellano: “la pintura es clara también”)

Reverso

The paint is too light” a “La peinture est trop légère

SDL FreeTranslation.com

The paint is too light” a “La peinture est trop pâle

En estos ejemplos tan simples se ven claramente errores garrafales en la elección y orden de las palabras y en gramática básica. Así que imagínate traducir un párrafo o una página completa, los errores se multiplicarían.
Es posible programar el software para que reconozca algunos contextos, pero puesto que hay combinaciones infinitas de cada palabra, es prácticamente imposible que haya una base de datos completa de traducciones.

Cómo utilizar traductores en línea

No estoy diciendo que los traductores en línea sean inútiles, ni mucho menos. Pero como ya conoces sus limitaciones, aquí te explico cómo usarlos:

  1. Cuando leas un mensaje en una lengua extranjera, podrás averiguar su sentido gracias a la ayuda de un traductor en línea. Probablemente no sea muy idiomático, pero puesto que ahora lo tienes en tu lengua materna podrás saber perfectamente a qué se refiere y transformarlo para que tenga sentido.
  2. Si tienes idea de cómo decir algo en otra lengua, prueba a ponerlo en el traductor para ver como sería una traducción inversa. Así, verás más claro los errores que has cometido. Pero tampoco te fíes al cien por cien, y si vas a escribir algo importante compruébalo con un nativo.
  3. También son muy útiles para averiguar el significado de palabras simples o comprobar su ortografía. Aunque es más recomendable utilizar un diccionario, puesto que ofrecen opciones en un contexto y distintos ejemplos.

El resultado final

Como conclusión, podemos decir que puedes utilizar traductores en línea para sacar lo esencial de un mensaje o comprobar algo corto y simple, puesto que ya eres consciente de sus limitaciones. Lo que no debes hacer nunca es traducir o enviar un mensaje completo en un idioma que no hablas, ya que realmente no tienes ni idea lo que dice la traducción ni cómo va a ser recibido.  Por eso, la mejor opción será contratar a un traductor o incluso enviar el mensaje en el idioma original. Si lo necesita, el receptor traducirá el mensaje, y de esta manera no serás el responsable de un mensaje sin sentido.

NUESTROS SERVICIOS

¿Quieres recibir presupuesto?

SOLICITA UNA LLAMADA

Introduce tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible.

×
×

Carrito

× ¿Hablamos?

Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Aceptar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar