Translinguo Global

Traducciones juradas de certificados de divorcios

Todo lo que tienes que saber sobre las traducciones juradas de certificados de divorcio

Si bien a menudo se piensa que podemos necesitar traducciones oficiales de cualquier tipo de documento, siempre y cuando tengan que ver con la ley o el Derecho, la verdad es que no es así.
Una traducción jurada o traducción oficial solo es necesaria si el documento redactado en otro idioma debe tener fuerza legal ante un organismo oficial. Por ejemplo, si necesitamos que un título académico obtenido en otro país sea reconocido por una universidad española.
Por lo tanto, se requieren traducciones oficiales de documentos extranjeros cuando tenemos que realizar algunos trámites legales, judiciales, laborales, con el Ministerio de Hacienda, Seguridad Social, Inmigración, etc. Necesitamos un traductor jurado para firmar y sellar la traducción de estos documentos para probar su validez legal.
Por otro lado, cuando necesitamos traducir documentos de carácter legal o jurídico de un idioma extranjero al español o viceversa, lo que necesitamos no es una traducción jurada, sino una traducción jurídica.
Estas traducciones no tienen valor oficial ya que no se presentan a ninguna agencia o autoridad, pero se utilizan para garantizar que todas las partes involucradas en la firma de un documento legal entiendan todo su contenido, como un contrato de trabajo o compra.
En estos casos no es necesario recurrir a un traductor jurado, sino a un traductor jurídico especializado que tenga un amplio conocimiento del lenguaje jurídico y de la legislación en el idioma o idiomas que traduce.
Existe un tipo de traducciones juradas, las cuales vamos a tratar en este artículo, conocidas como traducciones juradas de certificados de divorcio.

¿Qué son las traducciones juradas de certificados de divorcio?

En España no existe un «Certificado de Divorcio» como tal, por lo que para confirmar un divorcio se debe aportar un Certificado de Matrimonio actualizado con una nota marginal de la disolución del matrimonio y una copia de la sentencia de divorcio.
Si solicitas un Certificado Literal de Matrimonio en la oficina del Registro Civil donde te casaste, la fecha de tu divorcio aparecerá en las notas marginales. Algunos organismos españoles ya tienen suficiente con ese documento oficial para verificar tu estado civil. Sin embargo, para muchos otros trámites (nacionales y extranjeros) te pedirán la Sentencia Firme de tu Divorcio para acreditar tu estado civil.
Una Sentencia de Divorcio es un documento judicial emitido por el Juzgado de Primera Instancia que contiene todos los detalles sobre tu divorcio: acuerdo de separación, condiciones de custodia de los hijos, régimen de visitas, distribución de bienes inmuebles, etc.

¿Cuándo necesitas las traducciones juradas de certificados de divorcio?

Necesitarás las traducciones juradas de certificados de divorcio cuando lo solicite cualquier entidad pública o privada. Los documentos traducidos de sentencias judiciales o copias literales tendrán la misma validez legal que los documentos oficiales originales y deberán contener una transcripción completa, fiel y en otro idioma del texto que aparece en el certificado de divorcio.
Si te has divorciado y el documento de confirmación está escrito en un idioma diferente al idioma oficial del país en el que lo vas a presentar (inglés, portugués, italiano, ruso…) debes traducirlos mediante traducción jurada. Por ejemplo:
• Trámite en España: si tu sentencia de divorcio está en inglés y tienes que presentarla en España necesitarás una traducción jurada de inglés a español.
• Trámites fuera de España: si tienes una sentencia de divorcio en español y necesitas presentarla en Rusia, deberás aportar una traducción jurada de español a ruso.
Una traducción jurada es una traducción especial que solo puede ser emitida por un traductor jurado oficial que tenga una amplia experiencia en documentos legales y esté acreditado por el MAEC (Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación).
Este traductor certifica con su firma y sello que las traducciones juradas de certificados de divorcio que se presentan son traducciones fieles y exactas de los certificados originales emitidos por un tribunal en España o en cualquier otro país.
Las traducciones juradas de certificados de divorcio deben ser una copia literal y completa de todos los documentos que han sido tramitados en procesos judiciales. Esta documentación no es la misma para todos los casos y clientes.
Además, puede que la empresa o entidad que requiera una traducción jurada solo necesite la traducción oficial de la sentencia. Otras veces, pueden solicitar que les proporciones traducciones juradas de todos los documentos que se manejan en un proceso de divorcio, tales como:
• Traducción jurada de una copia de la sentencia de divorcio.
• Traducción del certificado de que la sentencia de divorcio es firme.
• Traducción jurada del acta de matrimonio.
• Traducción jurada de partida de nacimiento, adopción o acogida de hijos del matrimonio.
• Traducción jurada del Libro de Familia.
• Traducciones juradas de otros documentos relevantes.

¿Cuánto cuestan las traducciones juradas de certificados de divorcio?

Los precios de las traducciones de sentencias de divorcio se calculan por palabra y la tarifa depende del idioma al que quieras traducir: los idiomas más comunes como el inglés son más baratos que otros idiomas menos comunes como el chino, el turco, el árabe o el ruso.
Las traducciones juradas de sentencias de divorcio suelen tardar unos días, ya que las sentencias suelen ser documentos largos. El plazo exacto depende del número de palabras y de la disponibilidad de los traductores: cuando establezcan tu presupuesto te podrán especificar el tiempo de entrega.
Para más información sobre presupuestos de este tipo de traducciones puedes rellenar un formulario en la página web de Translinguo Global o mandarles un correo electrónico (info@translinguoglobal.com) o WhatsApp. Ellos analizarán el documento y asignarán al traductor más adecuado dependiendo del idioma al que quieras traducir (inglés, francés, alemán, portugués, italiano, turco, catalán, euskera, sueco, holandés, polaco, rumano, árabe, ruso, chino, japonés, etc.).
En conclusión, la función de un traductor jurado no puede limitarse a la lingüística, sino que siempre debe brindar un servicio integral que demuestre el compromiso del traductor con el cliente. En este artículo se quiere brindar una visión amplia del proceso de traducción, que, por supuesto, puede variar en cada caso y en cada cliente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Hablamos?